Cláusulas abusivas

Desgraciadamente en muchas ocasiones los contratos que firmamos incorporan cláusulas abusivas, aprovechando nuestro desconocimiento y nuestra buena fe. Estas cláusulas normalmente se incorporan en las condiciones generales de contratación unilateralmente por la empresa/banco sin que puedan ser negociadas libremente por la otra parte contratante. Cuando esto ocurre, la norma (texto refundido de la Ley General de Consumidores y Usuarios) establece unos requisitos que deben cumplir las cláusulas no negociadas individualmente para que no puedan considerarse abusivas.

Una cláusula, para no ser abusiva, debe cumplir los principios de buena fe y justo equilibrio entre los derechos y obligaciones de las partes que intervienen

Su redacción debe ser clara, concreta y sencilla, con posibilidad de comprensión directa. No pueden remitir a textos o documentos que no se entreguen antes o junto a la firma del contrato. Su existencia y contenido tienen que ser conocidos por el consumidor antes de la firma del contrato. Deben cumplir los principios de buena fe y justo equilibrio entre los derechos y obligaciones de las partes. Es decir, no debe haber desproporción entre lo exigido al consumidor y los derechos y obligaciones de la empresa.

A parte de la denominada CLÁUSULA SUELO, las cláusulas abusivas más comunes en un contrato hipotecario son:

:

Redondeo al alza

N

Cuota final

~

Asunción de costas

Renuncia al fuero propio

i

Cesión de crédito

k

Vencimiento anticipado por incendio

Cuantías exigidas respecto a las costas judiciales

Motivos de oposición por la determinación y manipulación del Euribor

Comisiones por reclamación de posición deudoras

Vencimiento anticipado por impago de una sola cuota

Orden de imputación de impagos

La situación actualizada de demoras de pago y/o incidencias administrativas registradas.

j

Renuncia al examen de la escritura con anterioridad a la firma del contrato

Z

Intereses de demora abusivos e incluso en ocasiones usuarios

La prohibición de arrendar, enajear ni gravar bienes o elementos del integrante del immueble hipotecado sin consetimiento de la entidad financiera

Déjanos que revisemos tu hipoteca para que puedas defender tus intereses

¿Necesitas información sobre nuestros servicios de cláusulas abusivas?
Llámanos, o si lo prefieres, te llamamos nosotros: